Su origen se remonta a la construcción del Ferrocarril Trasandino por ingenieros ingleses en 1887.

La práctica del esquí comenzó a realizarse como manera de entretenimiento por los ingleses que trabajaban en la obra. La construcción de una cabaña para el alojamiento daría lugar al origen del actual Hotel Portillo.

En 1949, y con aporte del gobierno chileno, se construyó finalmente un modesto hotel de 125 habitaciones.

Las construcciones necesarias para la realización del torneo fueron prácticamente destruidas en 1965 por un tifón del Pacífico Sur con vientos de más de 200 kph.

Ubicación: 32°50’9.45″S 70° 7’41.56″O